mércores, outubro 06, 2021

Estado de Indefensión Permanente

No se trata de que la Tesorería de la Seguridad Social se encuentre bloqueada 5 días por tareas de mantenimiento, se trata de explicar los meses de indefensión durante la tramitación inicial de los ERTEs, fuimos generosos -especialmente quiénes no necesitábamos tramitar ninguna solicitud ERTE para poder comer durante los meses del confinamiento- fuimos generosos con nuestras administraciones locales solicitando citas telefónicas para pagar un recibo o un tasa antes de que te apliquen el recargo correspondiente, fuimos pacientes ante la negligencia de las empresas contratadas por la Administración Sanitaria  para tramitar la campaña de la vacunación -oiga no me grite que yo soy un simple teleoperador, no tengo nada que ver con el SERGAS- y fuimos infinitamente pacientes para lograr descargar un Certificado COVID que tendríamos que presentar al día siguiente para acceder a un restaurante o para poder viajar por este mundo loco en el que casi nada funciona, o si funciona somos nosotros los que aporreamos la web, saturamos de correos-e los buzones de los negociados sin obtener respuesta alguna, gritamos desesperadamente en las redes sociales para que alguien tome nota del fraude o de la indefensión de nuestros derechos y libertades cívicas.

Tiene gracia escuchar a los expertos reclamar procesos de digitalización urgentes para salir de la crisis con más fuerza y mejorar nuestras economías endeudadas e inflacionarias. Cuanto más oimos la palabra digitalización antes comprobamos la cantidad de páginas web que se vuelven inaccesibles a nuestros viejos ordenadores -con sistemas operativos obsoletos o navegadores que ya no se pueden actualizar- 

Los bancos han sido los primeros en lanzar campañas de advertencia ante posibles fraudes en la seguridad de nuestras cuentas: smartphones cada vez más potentes para descargar Apps (que nadie sabe qué hacen y como funcionan y qué datos recogen) y hemos sido muy generosos aceptando todas y cada una de las cláusulas para seguir operando con nuestro dinero depositado en los mismos bancos (que ya no pagan un euro por tus ahorros) y que te cobran comisiones abusivas por el mantenimiento de una cuenta que realmente mantienes tú mismo: comprando un nuevo ordenador, tablet, smartphone y aceptando todas las cookies que se les ocurran a las empresas emisoras del software que, según ellos, protegerán la seguridad de tu menguada cuenta bancaria. El miedo guarda la viña...

En este Estado de Indefensión Permanente, no se le ocurra reclamar una Oficina Presencial en su pueblo, ya las han cerrado todas aprovechando que la pandemia pasó por aquí y que nadie podía solicitar cita presencial con el Director de la Sucursal, no ya para lograr que mantengan el Servicio Bancario por el que usted decidió en su día abrir una cuenta en esa sucursal, ni siquiera le han dejado la posibilidad de retirar todo su efectivo y cancelar la cuenta. Si quiere hacerlo, tendrá que utilizar el cajero automático, el smartphone para solicitar cita con el servicio de Caja y esperar a que llegue el día jueves entre las 9,30 y las 11 horas para acercarse a la Oficina Central y allí confiar que alguien le dé un fajo de billetes a cambio de firmar un montón de papeles para poder cancelar su cuenta!  Es conveniente llevar un sobre grande por si le dan todo el dinero en billetes de 50, 20 o 10 € (los billetes de 500 ya no están en circulación salvo para narcotraficantes y demás gentes que no suelen guardar cola).

Si en esto consite la Digitalización, casi mejor lo hacemos a mano (o a dedo) pues el resultado será el mismo: cómo no vamos a dejar a nadie atrás, cuando un tanto por ciento significativo de nuestra pirámide de población invertida son analfabetos digitales dispuestos a dejar sus datos en cualquier lugar sin saberlo... como no vamos a tener phising a mogollón cuando los usuarios no distinguen entre http y https y si lo hacen les dá exactamente igual pues para ellos/as eso que algunos llaman barra de navegación no se distingue de la cola de la panadería o de la barra del bar...?

Cinismo e hipocresía cuando son ellos/as las víctimas de las estafas y de la mayor de las indefensiones: no poder valerse por sí mismas en un mundo que tampoco responde a sus preguntas, en un mundo que ha suprimido de un plumazo las ventanillas de reclamación y los negociados cara al público... 

Curiosamente no crean que se han reducido los funcionarios, es que ahora están teletrabajando... mientras tanto los usuarios no dan llegado al buzón, al formulario, a la aplicación... y además cuando lo logran lo hacen mal o de modo incompleto porque desconocen absolutamente los protocolos informáticos y administrativos que están redactados para que nadie los entienda (exactamente igual que la segunda hoja de la factura de la luz, esa hoja en la cual todo se multiplica por dos o por tres por arte de magia) y claro, al funcionario no le llega el tiempo para correcciones y nuevas peticiones de datos que retrasan al infinito la resolución del expediente.

Algunos expedientes se retrasan 4 años, porque no vamos a exigir que la Administración Local tenga a bien resolver nuestro asunto así como así, cómo van a gastar en una consulta individualizada para saber si este camino es o no es público?   En aras de la eficiencia -no de la eficacia- han decidido que acumularán varios expedientes similares al suyo y sólo entonces contratarán los servicios de una empresa experta en agrimensión (ahora se llama cartografía computerizada y nadie es capaz de entender un plano) para que resuelvan 15 o 20 expedientes simultáneamente; esta es la manera de no-funcionar que implica los 4 años de retraso. Ni se le ocurra molestar con un e-mail al concejal de urbanismo: no obtendrá respuesta alguna!

Cuando tú tienes que pagar algún impuesto lo haces anual y puntualmente, pero cuando ellos tienen que resolver algo lo hacen antes de cinco años y están dentro de plazo. 

Es la ley del embudo de la digitalización administrativa: la INDEFENSIÓN PERMANENTE... por que ni siquiera te dicen por escrito que no piensan resolver tu expediente, simple y llanamente guardan un silencio eterno: están teletrabajando si usted quiere podrá iniciar un procedimiento contencioso-administrativo, pero... contra quién?

Y a esto es a lo que algunos siguen llamando Democracia Liberal ?

El concepto ha sido redefinido: es democracia porque se diluye el poder en eso que algunos pomposamente llaman "pueblo" pero que en realidad no es ningún pueblo concreto y menos todavía personas concretas, el "pueblo" es como el pueblo de al lado -que aunque vecinos jamás deciden nada sobre las fiestas patronales- Acerca de la Fiesta Mayor deciden única y exclusivamente el Alcalde y la tropilla de Concejales (y concejalas que ahora hay muchas y muy bien vestidas) pues no vamos a preguntales al "pueblo" qué quiere hacer en Fiestas... para eso nos han votado y ahora decidimos nosotros a puerta cerrada por pandemia y ya serán consultados en las próximas elecciones!  

Y liberal porque es arbitraria la respuesta: a tí sí y a tí no. Cómo vamos a tratar igual a los que son desiguales? Primero pasará el ministro y luego el camarero -faltaría más- está en juego el concepto mismo de "representación política". A quién representa el camarero, a nadie, sólo a sí mismo y ni eso, porque el camarero no sería nadie sin el "empresario" que le obliga a llevar la chaquetilla con el logotipo de su empresa... así pues en caso de discutir algún derecho lo haremos con la patronal y jamás con el obrero! 

Eso es precisamente lo que significa "liberal" que tenemos al fin la libertad de sacudirnos de encima a los empleados y muy especialmente a los empleados molestos.  Cuando son "pelotas" los soportamos con resignación, pero si discrepan o tienen alguna idea para resolver problemas enquistados, los despedimos! 

Esto es, precisamente, lo que quiere decir que vivimos en un sistema liberal, que tienen la libertad de buscarse la vida en cualquier otro lugar del planeta sin darnos la lata: nosotros somos los exministros, nosotros los expresidentes, nosotros somos los extremos de una cadena de valor que devoramos en minutos lo que a otros les cuesta construir años con su sudor... Por favor, no somos todos iguales !

Democracia liberal y Estado de Indefensión Permanente: a este binomio, antes de la pandemia, se le llamaba Dictadura (o dictablanda) Y si además nombras a una Fiscal General del Estado que está ahí precisamente para que nadie se mueva demasiado, no vaya a ser que sea capaz de llegar a algún lugar oscuro y tengamos un problema, entonces tenemos la ecuación perfecta para abandonar a su suerte a quiénes "no tienen competencias digitales suficientes" para ser tratadas como personas con derechos. 

Los nazis decidieron que los judíos no formaban parte de la sociedad alemana y terminaron por ser tan molestos al sistema que fue preciso implementar la "solución final". 

Aún estamos a tiempo de responder con un NO. Esto NO es democracia, amigos.

2 comentarios:

  1. 1.-'Quen imita ó rei non erra'.
    2.-Pásate a linux. Ó mellor quedas desacougada ó comezo, pero logo a tranquilidade paga a pena.
    3.-A estas alturas, dos bancos non se fía un, senón que o usa se non ten outro remedio (que remedio!)
    4.-Os bancos xa non teñen nin que administrar os nosos cartos: subvenciónanos só con dicir que o fan.
    5.-Tráelles ó pairo que haxa moito analfabeto dixital: cantos máis, mellor, máis furados para aproveitarse.
    6.-Cinismo? Non agora chámase realismo...
    Mellor non sigo.

    ResponderEliminar

Mellor bogar con dous remos...