luns, 20 de xullo de 2015

Carril bici, mejor cuando no existe




Sabemos que el mejor carril bici es aquel que no existe...

... pero cuando los usuarios de automóviles creen que tienen derecho a invadirlo todo, arrinconando a los demás sólo porque disponen de unos caballos subvencionados (qué sería de ellos sin los planes Renove!) mientras los ciclistas no pueden circular con seguridad en las ciudades, entonces es cuando debemos exigir un carril bici en condiciones de igualdad.

...pero cuando una buena parte de la ciudadanía considera a la bicicleta como un medio de transporte obsoleto y poco eficaz en el mundo actual, cuando la considera exclusivamente un vehículo para el ocio o el deporte de competeción y se niega a implementar su uso cotidiano -como ocurre en miles de ciudades sostenibles-, es cuando tenemos la obligación moral de exigir un carri bici que haga posible a las nuevas generaciones incorporarse a la bicicleta en condiciones de igualdad.

...pero cuando nuestros políticos se presentan en campaña una y otra vez defendiendo el uso de la bicicleta y la utilizan como reclamo electoral para obtener los votos de la ciudadanía, entonces debemos reclamar aquello que han prometido y recordarles que sólo quiénes son capaces de cumplir sus compromisos son dignos de confianza.

Pero cuando decimos que el mejor carril bici es aquel que no existe queremos decir que el derecho a la libertad de circulación en bici no debiera ser regulado y circunscrito a un determinado circuíto, ya padecemos el efecto perverso de eso que algunos denominan carril-bici entre Vigo y Baiona y que lejos de ser un lugar seguro se ha convertido en una trampa para ciclistas que además ven coartada su libertad para el uso de la calzada al disponer de una especie de ratonera que los segrega del resto del tráfico. 

No basta con pintar una raya en la cuneta para lavar la mala conciencia de quiénes en el fondo odian y mucho a quiénes demuestran día a día que la bicicleta puede convertirse en un medio de transporte alternativo, pacífico y saludabe.

Los ciclistas -mejor cliclousuaríos- no tenemos que vestir un maillot ni competir en ninguna carrera, ni somos raiders que vacían su adrenalina contra el asalfalto a modo de terapia... somos simple y llanamente ciudadanos que hemos descubierto que la bicicleta es el mejor modo de desplazarnos cotidianamente en la ciudad sin sufrir estrés, sin perder tiempo buscando aparcamientos imposibles, sin coste para nuestro bolsillo ni sobrecarga para nuestro medio ambiente y que además somos capaces de pacificar el tráfico en nuestras saturadas ciudades.

Somos hombres y mujeres que deseamos vivir en paz, sin tragar los malos humos de quiénes a la hora de salir de un semáforo sólo alcanzan a ver el modo de llegar cuanto antes al siguiente aunque para ello pongan en peligro la integridad física de quiénes pedaleamos para realizar exactamente el mismo recorrido que ellos, queremos que comprendan, de una vez por todas, que, por lo menos, tenemos el mismo derecho a circular con seguridad que ellos a invadir de ruído y gases nuestra ciudad.

No comprendemos como algunos siguen defendiendo el coche privado cuando son auténtica plaga para nuestras ciudades, invaden las calles con sus aparcamientos en superficie buscando desesperadamente cualquier hueco para dejar esas chatarras al sol, afeando avenidas y paseos e impidiendo circular y cruzar libremente por cualquier lugar que no sea un "corralito" para peatones (denominados pasos de cebra o semáforos).

Realizamos obras faraónicas para guardar en subterráneos los automóviles que ya no caben en superficie con un coste muy considerable... mientras racaneamos una pequeña inversión que podría convertir la ciudad en un espacio saludable y feliz.

Sabemos que para lograr una convivencia sana entre peatones, ciclistas y conductores deberíamos entender que la diferencia es un valor en sí misma, y que todos los modos de desplazamiento merecen un respeto y que es erróneo ver al otro como rival en lugar de como complemento.

Todos somos peatones, todos somos conductores, todos somos ciclistas !



A continuación enlazamos un proyecto sensato de carril bici para Vigo.
Desde Guixar nos llevaría por Orillamar a Bouzas y Samil para conectar con Baiona y A Guarda.
Además de una apuesta decidida por la bicicleta en la ciudad más poblada de Galicia sería una oferta turística magnífica con más de 50 kilómetros prácticamente al borde del mar.

¿Alguien da más, por menos?

5 comentarios:

  1. "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a incluir, en el nuevo Reglamento General de Circulación, la movilidad de la bicicleta como medio de transporte preferente en el ámbito urbano, de acuerdo con la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020. Insta, también, a la elaboración de un Plan Estatal de carácter estratégico para la promoción de la bicicleta". Madrid a 28 de mayo de 2015.

    Pero este acuerdo en Vigo ni se conoce... verdad alcalde ?

    ResponderEliminar
  2. Por qué se protege la identidad del homicida M.B.A.L. ?

    Mintió en sus declaraciones y ahora en el juicio todos los testigos declaran que siguió recto sin desviarse ni reducir la velocidad...! Algunos tienen tanto ODIO a los ciclistas que son capaces de arrollarlos sin compasión!

    Pero con 86 años ni siquiera visitará la cárcel!

    ResponderEliminar
  3. si eres de los que cree que las bicis invaden el espacio de los peatones y que deberían multar a quiénes se saltan las normas de circulación, DEBERÍAS VER ESTE VÍDEO y REFLEXIONAR UN MINUTO ! Con un poco de sentido común, CABEMOS TODOS!

    ResponderEliminar

Para navegar cómpren dous remos...