domingo, 22 de xuño de 2014

Fin de curso (en vía muerta)


Agotador y estéril, el esfuerzo realizado.

Agota a cualquiera atender (que no entender) las demandas (y caprichos) de 190 alumnos a lo largo del curso que ahora termina. No conozco otra profesión que "atienda" en vivo y en directo a grupos de 30 personas -a la vez y al mismo tiempo-

Cuando solicito cualquier servicio siempre me encuentro con un dispensador de números de espera, en cualquier lugar guardamos cola, incluso aguardamos meses para realizar una consulta médica o un simple trámite administrativo en una Delegación de Hacienda...

Pero Wert & Gomendio viven ensimismados en "otro mundo", en su mundo, y por extensión una pandilla de "conselleiros" que tejen la malla autonómica repiten cansinamente que el número de alumnos no es determinante para la calidad educativa.

¿Alguno de ellos se ha sentado -últimamente- en la mesa del profesor?

Porque sigue existiendo la mesa del profesor: una mesa cargada de trabajos siempre pendientes de preparación y actualización de contenidos, abarrotada por montañas de ejercicios que se renuevan constantemente y que deben ser corregidos sin demora, una mesa que necesita un computador -no para la educación 2.0- sino lamentablemente para rellenar on-line formularios administrativos y organizar tutorías que, por arte de magia, los profesores deben atender a diario... una mesa en la que se forja el futuro de quiénes algún día serán los nuevos profesionales de este país.

Pero aquí todos parecen saber cómo solucionar las cosas sin gastar un duro! Saben ustedes que llevamos varios años sin reponer las plazas de profesores que se jubilan? Saben ustedes que cada día se pre-jubilan más profesores, aún cuando a los 60 años pierdan una parte de su pensión?  Saben que esto de la enseñanza se puede estar convirtiendo en un "infierno"?

Aulas que "rompen sus costuras" al embutir en ellas más de 30 alumnos cuya envergadura no es precisamente la de los años del hambre...  sus piernas se retuercen para entrar bajo unas mesas raquíticas en las que deberán pasar media vida mal sentados y deformando sus cuerpos...

¿Han cogido ustedes en peso alguna de esas "mochilas" cargadas de no se sabe cuánta celulosa?

Imagínenlas colgadas de los respaldos de las sillas en unas aulas llenas a reventar!  Si te levantas es probable que el peso desequilibre tu silla y termines rodando por el suelo...! Carcajada general...

¿Qué ejemplo reciben los futuros ciudadanos en edificios carentes de toda eficiencia energética?  

Una de tantas contradicciones de un sistema educativo raquítico consiste en introducir contenidos sobre la necesidad de reciclar y cuidar del medio ambiente... mientras seguimos usando sistemas de calefacción que dilapidan recursos sin mejorar en absoluto el confort de los usuarios (o te hielas o te asas, nunca un término medio!)...

¿Placas solares que producirían energía durante todo el verano sin gasto alguno? Sueños imposibles...

Ordenadores y sistemas operativos privativos con obsolescencia programada que gastan recursos sin límite...

Y apenas un 30% de los alumnos afirma que no desearía vivir en Dubai (esa gran palmera fruto de los petrodólares y de la estupidez humana...) mientras más de un 60% de nuestros infantes deberá convivir con la frustración de no tener acceso al paraíso del consumo a lo largo de sus vidas... Lamentablemente tampoco harán nada por mejorar su entorno (que considerarán devaluado respecto al espejismo de sociedades opulentas), dejarán languidecer parques naturales como Caurel o Ancares, mientras exigirán a sus progenitores la visita obligada a los parques temáticos de fantasía (Disneyland Paris...)


El modelo es diseñado para un escaso 7% que sobrevivirá y llegará a ser alto ejecutivo en eldorado Qatarí...

Si los profes cobrasen por su trabajo el dinero que merecen, quizás pudiesen acceder a las programaciones culturales (21% de IVA) y hasta sería posible que sus alumnmos tuviesen alguna oportunidad para conocer qué cosas merecen la pena y cuáles sirven sólo para amargarnos la vida!

Pero algunos seguirán pensando que vivir en Dubai & Qatar es lo mejor que les podría pasar... 

Wert & Gomendio

1 comentario:

  1. Algunos publican estadísticas para disfrazar la realidad... en sus estadísticas se incluyen 45.300 plazas de personal laboral (administrativos, limpiadoras, conserjes...) Cuidado con Wert, es especialista en amañar índices de audiencia (jugando con números), algún día comprenderemos lo que significa una tasa de reposición del 10% (cuando los profes limpien wáteres mientras las limpiadoras explican álgebra...) Mierda de País !

    ResponderEliminar

Para navegar cómpren dous remos...